jueves, 13 de diciembre de 2018

El Sonar de los Resultados V -atino una crónica-


La sala se vistió de patio. Aroma a palo santo y Verde palmera anfitrionaron la celebración que recibió a más de cincuenta concurrentes, entre rondistas y público interesado, el pasado viernes en la Sala Kowalski del Centro Cultural Vicente Cidade de la ciudad de Posadas.





El pájaro soltar. El cierre del ciclo arrancó alrededor de las 21:00 con una propuesta de escritura colectiva. La cantidad de asistentes superó la estimada —una belleza que suceda esto— y como veníamos pergeñando con María Alejandro una idea que involucrara a todes, sobre el pucho y con los recursos disponibles, dijimos: vamos a escribir un pájaro, un pájaro que se pueda armar para soltar.



La propuesta siguió el norte del título de un poema de Jacques Prévert “Para hacer el retrato de un pájaro” lo podéis gugliar

El resultado arrojó un pájaro de doble entrada, bicabezal —como lo llamé—, bicéfalo —como corrigieron—; compuesto por cuarenta y dos o cuarenta y tres palabras que sí —‘palabras que sí' fue el criterio utilizado para pensar y escribir en una porción de papel una palabra y sólo una, una que sí porque me gusta, que sí porque hace bien, que sí por que abre…—; sentidas, pensadas y garabateadas fueron luego dispuestas, sobre una tela negra que hizo de fondo, por cada uno de los asistentes que aceptaron jugar. Los asistentes movieron sus cuerpo, ¿comprende?
Prescindiendo de los conectores, ensayamos una lectura del pájaro atinando a la disposición de las palabras que le dieron forma, pongamos:

En el pico temblar al hacer
Abrazarse en la cresta vibrar
Vino
(con) pasión en los ojos ver
Agujevete!

 


Aguyjevete, gratitud, reconocimiento. Y así. No faltaron la palabras guaraníticas ni la amanilidad de sus escribientes para compartir sus significados y sentidos en relación con el pájaro en cuestión. Palabras pájaras, el pájaro soltar: aceptar ser en colaboración al textuar, disentir, respetar. Hubo quien expresó no ver pájaro alguno; interesante para disparar debates acerca de lo que podemos o no podemos ver, qué esperamos ver y no vemos, que debiéramos ver para afirmar lo visto, qué vistas amabilizar para decir que sí, sí veo… veo veo... Nos contentamos con aceptar la aproximación a la idea de pájaro aparecida desde las palabras de todes, o casi todes. Saldo más que positivo para este intento de caligrama comunitario.
Aguyjevete, repito.




El RepertorioEs la primera vez en siete años que coordino una ronda de tránsito ininterrumpido. Los encuentros semanales sucedieron desde abril hasta diciembre, sin corte. La experiencia sorteó los feriados y las ausencias extraordinarias con propuestas vía correo electrónico de modo que ningún integrante se soltó de la ronda —salvo los casos en que así lo desearon… ¡pájaros volar!—.

El Repertorio del Sonar contó con veinticuatro textos herrados durante los últimos meses; fueron seleccionados de entre la textualidad jugada durante todo el tránsito. Veinticuatro textos sonados por rondistas y allegados clausuraron sus versiones finales a viva voz durante casi una hora reloj; tiempo extenso y récord para el ejercicio de la escucha atenta. Privilegio destacable: sabemos cuánto nos cuesta hoy día sostener la atención comunicativa cotidiana; aplausos mediante, la concurrencia se reveló con respeto.

Muchos de los textos del Repertorio sonado fueron puestos también a la vista según criterio de cada escribiente: diversidad visual, desde la luna sobre el Paraná hasta la manzana de la canasta de Caperucita.


El Paisaje SonoroLas primeras veces sucedió de manera espontánea esto de la musicalización; ya porque algún rondista ejecutó instrumento, ya porque algún músico allegado se prestó para la ocasión. Lo cierto es que una pata importante del taller viene siendo el sonar —ponerle sonido a la cosa— y resulta casi zonzo prescindir de la música. En el festín número cinco se sumó a rondear el equipo de #TédeMenta que además de ofrendar su repertorio de canciones con letras se prestó para jugar creando el paisaje sonoro en torno a la lectura de los textos. Así es que sí, hubo recital de banda, también.

Cercanos a la medianoche, con el camarada María Alejandro cerramos la cosa aproximando un texto que resultó de la selección de fragmentos del Repertorio de la Ronda 2018. Es un juego que me gusta jugar, mechar el texto para crear un nexo; libre de las cohesiones esperadas, más bien exasperadas, es el modo on en Agradecimiento que une, que une tiene para ofrendar y también soltar, así, el esfuerzo del tiempo del trabajo, aliviar las alas hasta el próximo trino.
Dejo aquí el texto completo que derrapó en canción (si no fueron, se perdieron la melodía jejeje):

 ¿Qué encierras en tu interior?
¿Qué encierras en tu interior?

Fortaleza, calor y frío

—¿Fortaleza? ¿Calor?

¿Qué encierras en tu interior? La imposibilidad de la eternidad sin tu presencia que encierras en tu interior. Hace millones de años que estamos en la Tierra para resolver qué, ¿el misterio de la vida?, ¿sin tiempo, sin espacio? ¿el porqué de murciélagos colgados como ropa tendida que aguarda qué? Hago aquí el intento, la prueba, y pongo en mayúscula lo alineado a la izquierda, total después con las palabras se aproxima y se desmembra..

—se desmembra, con las palabras se desmembra…

Escena 1: Animal hacia la manzana.
Escena 2: Los caballos atados a la sombra, la noche no tiene luna y el camino se hace difícil.
Escena 3: La calle, se manifiesta síntoma recurrente, lastimosa.
Título de la Obra: Es un hermoso día para distraerse.

—Es un hermoso día para distraerse: es un hermoso día para distraerse…

El techo de la casa tapizado de musgos, la vereda, la de la esquina, comenzó a poblarse de monte y desde la ventana bordeamos la selva. De pronto, la calle es una selva peligrosa.

—La calle es una selva peligrosa. ¿Dónde está el monte? ¡La calle es una selva peligrosa!

Mis garras se aferran fuertemente al resto del tronco, casi clavadas. El arroyo rebosaba y los peces bailaban en el aire. Mientras tanto el monte tupido de luz dorada y tibia: No hay que temerle al sol donde la humedad moja y el verde cubre resbaladizo.

—No hay que temerle al sol, no hay que temerle al sol, no hay que temerle al sol, no hay que temerle al sol...

¿Cómo se llama este lado del bosque?

—¿Este lado del bosque?

Este lado del bosque.

—¿Cómo se llama?

¿Cómo se llama?

—¿Cómo se llama este lado del bosque? ¿La Sombra del Lobo, tal vez?

Hay cosas que quedan fuerte, como olor a pesado podrido. Miles de espejos en el trayecto, allí, donde la vida asomó desde un nido: mirar en modo bomba porque nada queda inconcluso. Porque cada mañana todo puede ser diferente…

—Una bomba tu mirada. Una bomba tu mirada.

Atardece, entonces me animo a cruzar derivando. El camino es angosto y mi pie se hunde más allá de lo previsto. Todo está envuelto en un trapo rojo que a veces oficia de poncho, bufanda o capucha…

—¡Me pongo la bufanda!

Pisada tras pisada siento la sangre correr por mi cuerpo. De pronto la hoja de plata, el hacha…

—…el hacha, el hacha, el hacha, el hacha…

…manzanas caen de la canasta, esparcidas por el suelo. No hay nadie a la vista, sólo la sombra del lobo.

—Qué miedo…(!)

Armaba montoncitos de algo para prender; hay que encender cualquier cosa para que algo se mantenga. El fuego empieza un día, después, todo se quema. Hay que encender cualquier cosa para que brille y algo se mantenga. Tuve una luz fuego, me quemaba…

—…me quemaba…
Armaba montoncitos de algo
para prender, que hay que encender
cualquier cosa para que algo se mantenga
el fuego empieza
un día después
todo se quema otra vez
un día después
todo se quema otra vez

El fuego empieza, un día después, todo se quema otra vez.

MAM/CC

----------------------------------------------------------------------------------------
Ponle Créditos


Ronda 2018: Marta Ryan, Graciela Cartta, Raquel Rivero, Anton Giudice, Lino López Torres, Juan Carlos Blanco, Marcelo Kostlin, Mario Báez

Té de Menta: Soledad Colella, Piki Daniel Acuña, Darío Fleitas. Participación especial de Eugenia Silclir en voz

Registro fotográfico a cargo de rondistas y allegados. María Alejandro. Jayme García. 
Para ver otros registros ingresar a:
https://www.facebook.com/media/set/?set=a.1841450096001464&type=1&l=e42349527d

Gracias al Centro Cultural Vicente Cidade por habilitar la Sala y los recursos técnicos y humanos para el desarrollo de esta actividad. Nico 'El sonidista' y Guille Busse, bancaron la noche.

Agradezco especialmente a mi amigue María Alejandro Moráis por tomar el timón cuando las aguas se pusieron bravas y por copilotear esta nave con el amor y el compromiso que construimos cada día desde la primera vez, mostrando los dientes a veces y la mayor de las veces, el corazón.

A los amigues entrañables de siempre.

------------------------------------------------------------------------

Como facilitadora, soñadora y nadadora con y sin barrenador de esta propuesta urbana que es El Taller de Escritura APROXIMACIONES: jugar/sonar/herrar el texto, agradezco a todes por la continuidad, por las presencias y por las reverberancias a través del tiempo. Le pongo un moño re lindo a este séptimo ciclo de tránsitos y quinto ciclo del sonar público deseando de todo corazón volver a abrir el juego de la palabra para rondas venideras.

Carla Curti
carlacurti@gmail.com

----------
https://www.facebook.com/Lahermanalimada/

lunes, 3 de diciembre de 2018

Cerramos el año sonando texto

RONDA de tránsito extendido durante 2018 para el taller de escritura #AproximacionesAlTexto.

El próximo viernes 7 de diciembre cerramos el séptimo ciclo de rondas de escritura y es un gusto grande convidarte.
Como ya es habitual, no sabemos exactamente qué cosas sucederán pero sí sabemos que sucederán cosas. Dale, que después va a hacer más calor todavía y faltan meses para que todo arranque de nuevo. Traé tu matecito, tu tereré que va a sonar música también.

Siempre una sorpresa el encuentro. ¡Ahí nos vemos!




EL SONAR DE LOS RESULTADOS

MUESTRA | RECITAL DE TEXTOS

Viernes 7 de diciembre
Sala Kowalski | 20:30 hs
Centro Cultural Vicente Cidade
Belgrano y Gral. Paz | Posadas
Entrada Libre y Gratuita

------------------------------------


PARA GACETILLA:

En el Centro Cultural Vicente Cidade de Posadas, el viernes 7 de diciembre a las 20:30 hs., se llevará a cabo la Muestra/Recital de Textos: 'El Sonar de los Resultados V' a cargo de la RONDA 2018 del taller de escritura #AproximacionesAlTexto.

EL SONAR DE LOS RESULTADOS es la muestra y puesta en voz de textos producidos en instancias de taller.
Acompañará la velada el equipo musical #TédeMenta
La entrada gratuita es.

¡Lxs esperamxs!
-----------------------------------------------

El taller se desarrolla desde el año 2012 en distintos espacios de la ciudad de Posadas, está destinado a jóvenes y adultos con ansias de transitar experiencias de escritura y de comunicarlas. Jugar/Sonar/Herrar el texto son los rumbos que guían el tránsito.
Contacto: carlacurti@gmail.com

domingo, 25 de noviembre de 2018

martes, 6 de noviembre de 2018

Chá

Bajarse antes de lo indicado por
Recorrer distancia incierta hasta
Observar el borde y distraerse en
Llorar la sorpresa del equívoco a
Mirarse la novedad relajando sin
Agradecer la distracción hacia
Seguimos según
Nos empuje el contra
Desistimos blandos del para

Chau: Así no juego sobre.
Una pre posición nunca llega a
posicionarse durante.
Chau.

La imagen puede contener: flor, planta, cielo, naturaleza y exterior

martes, 30 de octubre de 2018

El tema es el viento. Dijo.

Empecé a conocer a Jorge Curinao por correspondencia virtual.
La correspondencia virtual es el tipo de correspondencia que posibilita el contacto cuando media la geográfica distancia. Cierto día él escribió desde su ordenador enchufado en alguna fuente eléctrica de allá, de Río Gallegos, en la australidad de la Argentina, y yo aquí, enchufada también en esta península terrestre y misionera, lo leí en pantalla y con sorpresa; con agua fría en jarra y en ojotas.

Estas correspondencias que se continúan a través del tiempo ordinario me depositaron en las manos un par de libros materiales que volaron desde su casa hasta la mía. No hubo carta ni nota ni esquela: dos libros y un par de trípticos contenedores de poesía.

En ese silencio virtuoso comencé a descubrir sus versos ventosos. 

No sé cómo se anda y se desanda el viento de sus lares pero intuyo que el estarse de puertas adentro -como alguna vez me refirió- es un empeño poderoso de los que sondean a pleno las letras sordas que se le pueden arrebatar al silencio.

Jorge escribe en un sitio blogspot que está cumpliendo una década "La Chispa Adecuada", toma el nombre en homenaje a Héroes del Silencio y lo pueden encontrar aquí:  http://jorgecurinao.blogspot.com/

...............................................................
"Con el frío no hay problema porque te abrigás y listo. El tema es el viento.", dijo.

Comparto una breve selección a mi gusto. En cada título, un link al libro completo. Disfrutadle.


SÁBANAS DE VIENTO (2006)



SÁBANAS DE VIENTO

La lumbre de dos cuerpos
En un cuerpo.



LA NOCHE CANTA
EN MI LÁPIZ

¿Suenan disparos
o vienes a mí?.



LENGUAJES

No hablar el mismo lenguaje
es la peor forma de comunicarse:

mientras alguien mata
yo
sólo soy un niño que te mira pasar.



PLAGARIAS DEL HUMO (2009)

FIN DEL INVIERNO

Y si uso camisa.
Y me pongo corbata.
Y me descubren.


DEL SILENCIO

8
Mi vida, mi única vida sabe que no pedí nacer pero acá
estoy, en el lugar preciso: no poder salir porque no hay
afuera. Y adentro es sólo el viento. Y el viento es herida
que viene del mar.




CACTUS (2010)
https://issuu.com/jorgecurinao/docs/cactus-jorge_curinao


PLAYA

Mi voluntad de ser traiciona al día.
Estoy parado al final de la noche.
Hay pobres atando sogas.



HECHIZO

La muerte se sienta al lado
Y me dice:
Te ves como recién nacido.



RELACIÓN PERSONAL

Las palabras que nunca dije
resisten
las otras
son huérfanas.




NADANDO (2012)


Nos perdimos en el sueño

En el aullido de un amor mal nacido.



Pero la noche insiste.


 ...


Como cuando el silencio es posible

y las palabras empiezan a temblar.


 ...

Antiguos cantos abrieron mi silencio y atacamos juntos.




OTROS ANIMALES (2014)


XI
Todas las noches me despierto para ver si mis manos siguen
siendo manos. Y aún no necesito preguntarme qué es una
mano.



XXI
El tiempo llegará, en pedacitos. No faltará quien nos bese los
párpados, huesos exiliados del alma. Sí, el tiempo llegará y
borrará estos años de luz pegados a tu ventana.


XXVI
Algo se abre, como una herida, adentro de la piel. Y todos
piensan en una enfermedad. Yo pienso que es la vida y la saco
a pasear, como quien escribe a la luz de una vela y no habla. Y
no respira porque sabe que el baile y la lluvia vienen después.