lunes, 2 de enero de 2012

Mejor Dormir Entonces

Sí, claro.
Pero fijate que añonuevo apareció por casa bastante antes que ayer,
bastante antes que hoy, que es 2, creo, dosdelmés, amaneciendo.

Escribí muchas cosas sobre muchas palabras y las compartí con algunas personas,
unas cuantas, sí, no fueron taaaan pocas, pocas es decir menos de cincuenta, ergo,
compartí palabras con, a ver, ponedle cien, ciento veinte. Personas.

Fumo un cigarrillo más y leo un mensaje en el celular.

Intervalo.

'Oh, palabra que cesa...'

La putaqueloparió a lo insostenible del lenguaje.
Error humano, sin dudas, no el lenguaje, sino la idea -estúpida, sonsa- de querer cubrir
innecesariamente las bolas y las conchas del instinto con palabras como tales.

Joder con descripciones rígidas, joder con dogmas de lo sensorialmente insostenible,
evitar y empalidecer la humanidad,
humildemente no, no me asiento en éso.
No puedo más la óptica precisa, justa 'porquesí',
porque así TEENSEÑARON.

En algún momento menos consecuente tendría la delicadeza de  escribir
que es un momento en el que algo que sentí venir, no sólo vino sino que se estrelló.
Lectura retrasada del sueño recurrente.

Empeño posibles sintagmas.
Me esmero en inteminables paradigmas.

Lo que digo es que es una pena fantástica
haber llegado toda honestidad hasta el paisaje
y que el paisaje se diluya
por inconsistencia del suelo.

(pobre)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Recibí me en tu correo