domingo, 27 de febrero de 2011

Medusa

Una mano sostiene la luna que mengua amorosamente cubierta de saliva.

Saliva animal que chorrea sobre el relieve ondulado y estriado de los días
que llega y moja la justa aparición oscura
que lava la soledad más profunda / que fecunda.


Una mano promueve un lenguaje azul punzante
lenguaje azul demandante / mutante erguido.


Una mano esboza dibujos circulares en la
saliva continua y cayente que sigue sobre
el relieve como su curso un río

/río/

Mientras

la cuarta mano /la que se intuye /
ya es dos:
dos manos llenando una luna que menguaba saliva arriba
y son cuatro /se multiplican/


/ medusa /


Todo el cuerpo es dedos sosteniendo una tensión medular
obstinada / entregada /
que más entregada cede / retrocede y va / y no

/ no /

/ /

Cede.

Saliva animal que va

                                   y cae
                                  / cae /

sutilmente cae.

Saliva animal fecunda que nutre y hiere en el ego


medusa las manos

animal
que cede sed de
que cede y cae como gotas de vida fecunda
a medio torso de la luna.


c. /2007/

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Recibí me en tu correo