lunes, 15 de febrero de 2010

Hasta que caiga un jamás entre todos los por siempre

Ando lectureando un poco, y como encuentro ideas más felizmente expresadas que las mías, las transcribo.
El siguiente fragmento de poema lo saqué de un blog 'Gioconda de Cabotaje' debido a la incapacidad de adquirir un ejemplar del ya nunca reeditado libro de Francisco Bochatón, 'Libertades Pequeñas'...


rescatame del sentir
del fuego en avalancha
pero no vengas con plumas
ni deseos intranquilos
que de repente puedo
morirme en puerta
y arrodillarme a pedir por un descanso

no vengas con tus ganas de encantarme
ni con tus "sólo amor profundo"
porque puedo
vigilar el sol por siempre
y esperar otro paraje
hasta que caiga un jamás
entre todos los por siempre.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Recibí me en tu correo