viernes, 16 de octubre de 2009

Cortito en Viernes

Le gustaban tanto los espejismos que su tarea en los domingos consistía en regar la arena del desierto para provocar la fantasía.

1 comentario:

Recibí me en tu correo